icono-category

Dvida blog

HOME / BLOG

CAUSAS DE LA DEFICIENCIA DE VITAMINA D

18 de agosto, 2017

Compartir:

La deficiencia de vitamina D es considerada por muchos expertos como una pandemia, ya que afecta a miles de personas en el mundo, convirtiéndose en un problema de salud pública. La Vitamina D, a diferencia de muchas otras vitaminas, se obtiene naturalmente a través de la exposición directa de la piel al sol, sin embargo, los escasos meses de verano, la vida al interior y que cada vez cubrimos más nuestra piel, han hecho que con el pasar del tiempo carezcamos de esta importante vitamina.

Si bien existe otra fuente de Vitamina D, además del sol, lo cierto es que entre un 80% y un 90% se consigue por medio de los rayos UVB, y que tan solo el 10% o 20% restante se obtiene a través de un reducido grupo de alimentos, como son los pescados grasos (sardinas, atún, salmón), aceite de hígado de bacalao, huevos, quesos maduros y lácteos fortificados con 25OHD. Alimentación poco cotidiana entre los chilenos. No obstante, hay otros factores de riesgos que influyen en la deficiencia de Vitamina D, como los conoceremos a continuación.

Te interesará también

El A, B, C de la radiación ultravioleta

Efectos nocivos de la sobreexposición al sol

Vitamina D3 VS Vitamina D2: ¿cuál debemos consumir?

POR QUÉ NO RECIBO SUFICIENTE VITAMINA D

La pigmentación de la piel (melanina) actúa como un filtro a la radiación ultravioleta, por esto entre más oscura la dermis, mayor es el tiempo de exposición solar que se necesita para obtener y sintetizar Vitamina D.

El estilo de vida carente de exposición solar, ha impulsado la deficiencia de Vitamina D, como por ejemplo en personas hospitalizadas por mucho tiempo, trabajadores que pasan largas jornadas al interior (oficinistas, mineros) y personas que viven en centros de cuidados.       

Otro factor de riesgo incluye a las personas que cubren su piel en exceso, ya sea por enfermedad o razones culturales o religiosas.

El sobrepeso es un agente de riesgo pues la Vitamina D se almacena en la grasa corporal, dificultando su síntesis en el organismo.

Un bebé alimentado con lactancia materna única, aunque la leche materna es el mejor alimento, corre el riesgo de padecer hipovitaminosis D si su madre sufre de insuficiencia de esta vitamina, por lo que expertos aconsejan suministrar un suplemento de Vitamina D.  

A medida que vamos envejeciendo, la piel no tiene la misma eficiencia de sintetizar Vitamina D, por tanto aparecen bajos niveles en el organismo. Si comparamos una persona de 70 años con uno 20 que han estado expuestos a la misma cantidad de luz solar, el adulto mayor produce solo el 25% de vitamina D que el joven, aumentando el riesgo de padecer déficit.

La zona geográfica donde se vive influye en la cantidad de Vitamina D que se obtiene naturalmente, ya que a mayor distancia de un territorio con la línea del Ecuador, menor es la intensidad de los rayos UV que recibe, aumentando el riesgo en la población de padecer esta deficiencia por la falta de sol.

Como vemos, las variables que impiden una correcta absorción de Vitamina D naturalmente son muchas, y afectan en todas las etapas de la vida de forma particular, por esto, es aconsejable consultar con un especialista el riesgo que se tiene de padecer deficiencia de Vitamina D, micronutriente esencial para una buena calidad de vida.

deficit-vitamina

Te recomendamos