icono-category

Dvida blog

HOME / BLOG

OSTEOPOROSIS: UN SILENCIO CRÓNICO

28 de diciembre, 2017

Compartir:

Existen 206 huesos en el cuerpo humano adulto aprox. que forman el esqueleto, estructura firme encargada de proteger y sostener el organismo en general. Cada hueso es un tejido vivo que se encuentra en constante regeneración, proceso natural llamado renovación ósea. Durante la niñez y la vida adulta temprana, la cantidad de hueso perdido con la cantidad de hueso recuperado permanecen equilibrados, sin embargo, a partir de los 25 años, este proceso disminuye lentamente, siendo los huesos propensos a sufrir de osteoporosis [1].

Como definición, la osteoporosis es un padecimiento progresivo que reduce la densidad de masa ósea, volviendo los huesos porosos, frágiles y menos resistentes a los impactos, debido a que aumenta el tamaño de las cavidades que existen en el interior del hueso, destruyendo así su fuerza [2]. Se conoce como una enfermedad silenciosa al no presentar síntomas, solo después de una caída leve puede llamar la atención. Las fracturas más frecuentes por osteoporosis son en la columna, muñeca y cadera, las que pueden provocar dolor crónico e incapacidad, llegando incluso hasta la muerte [3].

 CALCIO + VITAMINA D CONTRA LA OSTEOPOROSIS

El calcio cumple variadas funciones, siendo la principal conservar huesos y dientes sanos, este mineral se obtiene por medio de los alimentos, como son la leche, queso, yogur, verduras y pescado. Pese a esto, la encargada de permitir que el cuerpo absorba correctamente el calcio es la vitamina D, con un déficit en el organismo de esta prohormona, es posible que los huesos no se formen debidamente en la niñez, y se rompan con facilidad durante la vida adulta. Tal es la importancia que incluso si se consume suficiente calcio, el cuerpo no absorbe ese mineral si no existe suficiente vitamina D [4].

Un reciente estudio realizado a 30.000 pacientes con fracturas de cadera mayores de 65 años en La Toscana, Italia, entre 2011 y 2015, concluyó que la insuficiencia de vitamina D es altamente prevalente en pacientes con fractura osteoporótica importante, por tanto, existe la necesidad de reforzar el uso de la vitamina D, junto con una asesoría nutricional adecuada para la ingesta de calcio, esto para mejorar la salud y también los programas de prevención [5].

Diversas investigaciones, también han encontrado que la vitamina D mejora la fuerza y ​​el equilibrio muscular, lo que significa [6]:

Las personas que tienen niveles adecuados de vitamina D pueden tener menor riesgo caídas y, por ende, menor riesgo de fractura ósea.

En la actualidad, se estima que mil millones de personas en el mundo tienen insuficiencia de vitamina D. Por otro lado, en Chile se ha reportado entre 36,5 y 70% de deficiencia de vitamina D en adultos mayores, pese a esta cifra, aún faltan más investigaciones para determinar la prevalencia de hipovitaminosis D en adultos mayores con fractura por fragilidad en el país [7].

¡AMA TUS HUESOS! 

Cambios en el estilo de vida y hábitos saludables son la clave para prevenir la osteoporosis, condición que amenaza con poner en riesgo una tercera edad autónoma e independiente:

  • Mantener una ingesta adecuada de calcio, ya sea a través de la alimentación o suplemento (1000–1200 mg/por día, dependiendo la edad y condición).
  • Sintetizar suficiente vitamina D (400–1.000 IU/por día, según su edad y su nivel de vitamina D en sangre). Si no tomas sol lo suficiente por la latitud donde vives o por otra condición, consulta con tu médica la necesidad de utilizar un suplemento.
  • No fumar.
  • Evitar el exceso de consumo de alcohol.
  • Realizar ejercicio 30 minutos al día. Algunas recomendaciones son caminar o andar en bicicleta. También es bueno mejorar el equilibrio mediante técnicas como el Tai Chi o el yoga, pueden ayudar a evitar caídas.
  • Sobre los 50 años, implementar estrategias para ayudar a disminuir su riesgo de sufrir fracturas.

Como último consejo, si has experimentado una disminución de altura o te das cuenta que tu ropa ya no se ajusta bien, visita a tu médico y solicita un diagnóstico de tu sistema óseo. Tus huesos a futuro te lo agradecerán.

osteoporosis-un-silencio-cronico

Fuente: