icono-category

Dvida blog

HOME / BLOG

LA CONTAMINACIÓN CONTRA LA OBTENCIÓN DE VITAMINA D

21 de junio, 2018

Compartir:

Cada año vemos cómo durante el invierno la contaminación en gran parte del país aumenta, esto se debe a factores climáticos, condiciones geográficas y la propia acción humana (más autos en las calles, calefacción a leña, calderas industriales), que en conjunto van en desmedro directo de nuestra salud día a día [1].

Recientemente la Organización Mundial de la Salud dio a conocer su informe sobre la calidad de aire urbano, en donde sitúa a Coyhaique en el primer puesto de las ciudades más contaminadas de América, seguido por Temuco, Andacollo, Padre las Casas, Osorno y Rancagua [2]. Escenario preocupante para la población en general, pero sobre todo para niños, ancianos y enfermos, ya que la contaminación

“aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias agudas, como neumonía, y también crónicas, como cáncer de pulmón o problemas cardiovasculares” [3].

La contaminación del aire tiene directa relación con el déficit de vitamina D, ya que la polución disminuye en parte el paso los rayos UVB a la tierra, lo que dificulta la obtención de radiación solar necesaria para que la piel sintetice vitamina D de manera correcta [4]. Por otra parte, en invierno incrementa la nubosidad durante el día y baja la intensidad de los rayos UVB, condiciones climáticas que intensifican la probabilidad padecer déficit de vitamina D en el país. En paralelo a lo descrito, el uso de bloqueador solar en esta época se mantiene, se pasa menos horas del día al exterior y nos abrigamos más producto del frío, por ende, todas estas acciones son perjudiciales para la obtención de vitamina D.

CONTAMINACIÓN Y DÉFICIT DE VITAMINA D EN GRUPOS DE RIESGO

A nivel gestacional, la contaminación atmosférica también repercute en la deficiencia de vitamina D en los niños al nacer, conclusión a la que llegaron científicos [5] luego de analizar la relación que existe entre la exposición gestacional a los contaminantes del aire y el estado de vitamina D en la sangre del cordón umbilical de 375 pares de madre e hijo.

También se indicó en el estudio que la tendencia fue mayor para aquellas madres que tuvieron una mayor exposición de agentes contaminantes durante el tercer trimestre del embarazo, como ocurre en zonas urbanas. Una deficiencia de vitamina D durante la primera infancia es de alto riesgo, pues aumenta la probabilidad de desarrollar raquitismo, sistema inmune débil, baja producción de insulina, mal crecimiento celular y hasta problemas cardiacos a futuro [6].

Otro grupo propenso a sufrir por la contaminación con mayor severidad, son quienes padecen de demencia, síndrome caracterizado por un deterioro paulatino de la memoria, del intelecto, comportamiento y de la capacidad para realizar actividades cotidianas [7]. Si bien existen factores genéticos y de estilo de vida que predeterminan esta enfermedad, como la hipertensión, el tabaquismo, diabetes, obesidad, depresión y bajo nivel educativo, aún existe hasta un tercio de factores de riesgo que no han sido determinados con certeza.

Bajo esta alerta una nueva investigación en Reino Unido determinó que

“la exposición a la contaminación atmosférica aumenta el riesgo de demencia. Y de la misma manera, la falta de vitamina D también se asocia a una mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad” [8].

Sin embargo, señalaron que aún esta relación se encuentra en etapa preliminar y que son necesarios nuevos estudios para llegar a una aseveración concluyente por toda la comunidad científica.     

La contaminación atmosférica en invierno es un riesgo latente para desarrollar diversas enfermedades respiratorias, sumado al bajo índice de rayos UVB que existe por acción de las nubes y el frío, son factores que vuelven propenso nuestro sistema inmune a decaer y a sufrir patologías que nos afectan en un corte y mediano plazo, de ahí la importancia de fortalecer el organismo con las vitaminas y minerales requeridas para funcionar correctamente. Como recomendación final, te sugerimos consultar con un especialista la necesidad de evaluar tu nivel de vitamina D y comenzar a cuidar tu salud.

como-afecta-la-contaminacion-al-organismo

Te recomendamos