icono-category

Dvida blog

HOME / BLOG

FALTA DE VITAMINA D Y SU RELACIÓN CON MÚLTIPLES ENFERMEDADES

04 de marzo, 2019

Compartir:

Si bien, la falta de vitamina D no es un padecimiento como tal, sí es un factor de riesgo que influye en la aparición de diversas enfermedades. No obstante, su relación muchas veces se pasa por alto a la hora de determinar un diagnóstico médico, a pesar de que existe un gran número de receptores de este micronutriente en el organismo [1], dificultando la detección temprana de la hipovitaminosis D.  

Dentro de las principales razones porque ocurre la falta de vitamina D, se encuentran escasa exposición a la luz solar, no incluir pescados grasos en la alimentación (salmón, sardina, atún), la zona geográfica donde se viva muy alejada de la línea del Ecuador, el uso de medicamentos anticonvulsivos, glucocorticoides o antimicóticos, ya que interfieren en el metabolismo de la vitamina D, y por último, excesivo uso de bloqueador solar, impidiendo así el paso de los rayos UVB. 

Por otro lado, quienes poseen una alta probabilidad de padecer falta de vitamina D son:

  • Bebés con lactancia materna exclusiva, ya que la leche materna no es buena fuente de vitamina D.
  • Adultos mayores, porque con el paso del tiempo se va perdiendo la capacidad de sintetizar vitamina D tanto en piel como en riñones.
  • Pacientes que sufren enfermedad de Crohn o enfermedad celíaca, ya que presentan problemas para absorber la grasa correctamente y recordemos que la vitamina D pertenece al grupo liposoluble.  
  • El sobrepeso u obesidad, ya que el exceso de tejido adiposo captura la vitamina D, dificultando su correcta circulación.
  • Personas con cirugía bypass gástrico y quienes padecer linfomas. 

Consecuencias de la falta de vitamina D

La osteoporosis en adultos y el raquitismo en niños son las enfermedades más comunes que se asocian al déficit de vitamina D, padecimientos no menores si se considera que  ambas afectan a toda la estructura ósea, músculos, pérdida de autonomía e incluso la muerte. Sin embargo, existen otras patologías:

Diabetes: la vitamina D es esencial para la síntesis y secreción normal de insulina, por esta razón, niveles bajos de vit. D están relacionados con la aparición del síndrome metabólico y el desarrollo de la diabetes mellitus II y resistencia a la insulina [2].

Hipertensión arterial: una reciente investigación [3], determinó que el déficit de vitaminas D y también K, aumenta el riesgo de padecer hipertensión en un 62%, entre la población de 55 a 65 años. Por tanto, niveles correctos de estas vitaminas es primordial para mejorar la salud cardiovascular.

Depresión: se observa un gran número de receptores de vitamina D en el cerebro, por tanto se cree mantener adecuados niveles de esta prohormona podría tener el mismo impacto que la serotonina, la “hormona de la felicidad” [4].

Asimismo se ha encontrado que niveles adecuados de vitamina D ayuda en:

  • Prevenir la reaparición de nuevos brotes de la enfermedad de crohncolitis ulcerosa.
  • Como coadyuvante en el manejo del dolor crónico.
  • Fortalecer la epidermis, barrera que se encuentra alterada en pacientes con dermatitis atópica.
  • Disminuir el dolor y la incapacidad en personas con artrosis.
  • Combatir infecciones respiratorias agudas, como bronquitis, neumonía y bronquitis aguda. 
deficiencia-vitamina-d

Fuente:

Te recomendamos